El Diario de Hoy, El Salvador: Colorido Desfile del Comercio

1
2179


Las cachiporristas del Inframen deleitan a los asistentes con su belleza, además de la sincronía y el ritmo con el que bailan.

Miles de capitalinos aprovecharon el día soleado para divertirse, apreciar el espectáculo y hasta bailar al ritmo de la música.

San Salvador, El Salvador. Por Juan José Morales. El Diario de Hoy, 03/08/2011.- Hay baños de sol que son muy saludables. Y si se les agrega varias dosis de alegría y una mezcla exacta de música, baile y emoción, el resultado es más que estimulante. Porque ayer, en contraste con el pasado lunes, el comercio recibió un calor contagioso que transmitió a miles de capitalinos que disfrutan con sus sonrisas de oreja a oreja.

En el ambiente, las risas y los gritos son sinónimo de carnaval. Las bandas, que en el pasado eran «de guerra», hoy son orquestas con instrumentos de percusión, viento y cuerda que interpretan desde los clásicos marciales hasta los éxitos juveniles. Los chichimecos son además payasos y acróbatas de un circo que encontró en la alameda Roosevelt el mejor escenario para demostrar que el monociclo y los zancos nunca pasan de moda, sobre todo cuando enfrente se tiene a la generación de la televisión, el Internet y los teléfonos inteligentes.

Al contar las carrozas y bandas cualquiera se pierde en el intento. La belleza de las cachiporristas deslumbra una vez más y las reinas y princesas de los mercados y centros comerciales municipales lucen con orgullo sus coronas y reparten dulces por doquier. Muchas personas, con el ingenio típico de un salvadoreño, deciden darle uso a la sombrilla, al ver que la tormenta no asoma. La abre y, al darle vuelta, pesca por los aires todo tipo de golosinas. Lluvia de ideas, sin lugar a dudas.

En el recorrido caprichoso, las Gigantonas de Jocoro golpean al descuidado, los viejos de agosto se aprovechan de la curiosidad de otros y, en el peor de los casos, un brinco le saca las más ocultas carcajadas al vecino.

Mientras poco a poco cada actor de este espectáculo llega a las inmediaciones del Parque Cuscatlán, el astro rey está en su punto máximo. Los jóvenes alternan coreografías con rutinas más propias de la gimnasia. De repente, Los Chapetones de Panchimalco y la danza de Moros y Cristianos transportan a los asistentes a la época donde se cimentaron nuestras raíces y virtudes, esas que hoy le dan pertenencia a todo un pueblo.

A lo lejos, casas comerciales regalan todo tipo de promocionales, un hombre y su caballo posan para la foto y las mascotas «hacen sus gracias». En la cola, tres camiones de recolección de desechos y una barredora de la alcaldía acompañan a hombres y mujeres que con camisas color limón borran toda evidencia de fiesta. Pero este es, de nuevo, solo el principio. El desfile en el Día del Comercio volvió a recordar que la capital es una ciudad dispuesta a presentarle lo mejor a su patrón y a vacacionar en serio.

Fuente: www.elsalvador.com

Envía fotos de tu banda o personales, noticias y resultados de eventos a: noticias@bandasdemarcha.com

Te enteraste primero en Revista ¡EN MARCHA!

1 Comentario

  1. MinuMux…. no hay como los desfiles de Correos en Sybar y en San Mike…
    Ushhh…. esa si es gran cosa…
    Extraño C.A.
    Pronto Volvere a dar guerra por Centro America…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here